Cromoterapia

(Según el sistema Dr. Agrapart-Delmas)

La terapia por el color es un método de tratamiento sencillo. Se trata de una medicina energética que consiste en aplicar sobre el punto enfermo o doloroso del cuerpo, un rayo luminoso de un determinado color (rojo, verde, amarillo o azul), según la dolencia.

Esta técnica que consiste en utilizar el color para tratar enfermedades físicas, cicatrices, así como trastornos emocionales. Los colores pueden convertirse en instrumentos terapéuticos por sí mismos ya que tienen la capacidad de calmar, inspirar y equilibrar nuestras percepciones y organismo.

La cromoterapia o terapia con los colores es un método de armonización y de ayuda a la curación natural de ciertas enfermedades por medio de los colores. Los colores corresponden a vibraciones que tienen velocidades, longitudes y ritmos de ondas diferentes. Estos ejercen una influencia física, psíquica y emocional que nosotros no somos concientes en general y que permite a nuestra energía vital de tener un estado que facilita la autosanación.

El objetivo de un tratamiento de Cromoterapia es combatir los males que alteran el buen funcionamiento físico, haciendo que la vibración de los colores se ponga en resonancia con la vibración de nuestro campo bioenergético, al cual conocemos por el nombre de aura.

El cuerpo, la energía y el espíritu forman una unidad indisoluble de manera que todo equilibrio mental repercutirá sobre el sistema energético, a la larga, el cuerpo físico y toda alteración orgánica influirá en nuestro estado mental.

Según el Dr. Agrapart y su esposa Michelle Delmas, cada uno de los colores estimula una energía orgánica deficitaria, o bien calma un exceso de energía. Una sesión terapéutica de aplicación de acción local o aplicación ocular de unos pocos minutos con color, pueden ser suficientes.

Cromo y la reacción orgánica

Cada uno de los colores estimula una energía orgánica deficitaria o bien calma un exceso de energía (calor, frío, humedad,sequedad). La radiación coloreada no actúa por su potencia de penetración, sino por su capacidad de integrarse en nuestro sistema de defensas fisiológicas. No es agresiva (como lo son los medicamentos), sino que se trata de un inductor "natural" de adaptación del organismo a una situación patológica; es el propio organismo el que se trata y se cura a sí mismo. La mayoría de nuestros problemas de salud son inducidos por el déficit o el exceso de una de nuestras energías vitales; por lo tanto, basta con estimular o calmar dichas energías para conseguir resultados espectaculares en numerosas dolencias: afecciones virales, reumatología, traumatología, agresiones medioambientales, dificultades circulatorias, respiratorias, digestivas, nerviosas, psíquicas, etc.

Algunos usos terapéuticos

  • En cicatrices y afecciones de la piel: Psoriasis, vitíligo, dermatitis atópica, etc
  • En niveles de estrés, nerviosismo, depresión afectiva estacional: S.A.D.
  • En las disfunciones del sueño.
  • En las hormonas.
  • En las funciones cerebrales.
  • Con la ictericia del recién nacido.
  • Muy efectiva en la terapia emocional:

 

En los recuerdos traumáticos, en angustia posterior a un choque afectivo brutal, (son mantenidos en circuitos del sistema límbico), activa recuerdos aislados y reprimidos de la infancia, incluso del período intrauterino, son reconectados en las redes de la memoria. Con el color adecuado hace la conexión con el material conflictivo y el recuerdo aparece, permitiendo el acceso a la conciencia y la integración de los mismos y re-procesando el trauma.

 

Contacto            976 292497        655 121280              

 

Correo electrónico

info@ser-anima.es

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
El cambio es la única verdad del Universo; quien no se desarrolla y crece de forma continuada se estanca, y por tanto enferma por ir en contra de una Ley Natural